fbpx

6 Tips para gestionar tus emociones durante el duelo

Si hace poco tiempo que estás caminando la senda del duelo, es muy probable que te encuentres enredada en una mezcla incontrolable de emociones: tristeza profunda, euforia, melancolía, rabia, desesperanza, ira, miedo, … O quizás te suceda todo lo contrario y notes una especie de acartonamiento emocional y te sientas insensible, como si este duelo no fuera contigo.

A veces antes y a veces después, pero las oleadas emocionales siempre llegan. La culpa y el miedo se mezclan con el enfado y la tristeza, arrasando con todo y dejándonos luego en calma. Al tiempo vuelven con mayor intensidad, hundiéndote en un barro pesado lleno de recuerdos, por qués y fantasías. La soledad lo inunda todo y en muchas ocasiones solo quieres separarte del mundo que te rodea. La realidad que conocías, se ha convertido en un lugar confuso que te recuerda constantemente tu dolor.

Suelo decir que hay tantos duelos como personas y nadie puede decirnos con certeza cómo atravesar este camino tan dispar e individual. Pese a eso, me gustaría dejarte unas recomendaciones sobre las emociones que espero te sirvan para apaciguar la tormenta que ahora azota tu vida:

  1. Expresar con palabras lo que sentimos nos ayuda. Compartir las emociones es una forma de soltar una parte de la presión que tenemos encima, y al mismo tiempo, de ir integrando nuestra nueva realidad.
  2. Nombrar es también un paso importante para aceptar lo que se siente. Sobre todo si se trata de emociones. Es necesario encontrar el momento para poder identificar la emoción, nombrarla y dejarla salir para que no se ahogue dentro de ti.
  3. Reconocer la emoción y de algún modo rendirse a ella, no significa que haya que dejarse arrastrar por todo lo que llegue, se trata más bien de reconocer lo que hay sin pretender taparlo o huír de ello. .
  4. Buscar tu espacio. Ante una pérdida tan dolorosa, como la pérdida de un ser querido, es posible que en muchos momentos sientas el impulso de aislarte y no le encuentres sentido a relacionarte con la mayoría de la gente que conoces. En otras ocasiones, sin embargo, quizá te gustaría pedir ayuda, pero no sabes ni cómo ni a quién acercarte. No temas hacer lo que sientas en cada momento.
  5. Recurrir a tus amigos. Efectivamente, como seguramente te diga tu instinto, no necesitas en estos momentos rodearte de consejos vacíos. Por eso piensa en las personas con las que realmente te sientes cómodo. Amigos o familiares serenos, en los que puedes apoyarte honestamente. Personas con capacidad de escucha. Aquellos que hayan permanecido discreta y cálidamente cerca de ti desde que comenzaste este camino del duelo. Tal vez te pueda ser útil hacer un pequeño listado con sus nombres. Te ayudará a visualizar que puedes recurrir a ellos. Tendrás que aceptar el riesgo de que esa persona a la que vas a pedir ayuda no pueda atenderte en ese preciso instante, pero seguro que en cuanto pueda te devolverá la llamada o el mensaje. Atrévete a hacerlo. La gente que te quiere se sentirá muy bien al poder servirte de ayuda. Recuerda no cerrarte a hacer nuevas amistades que estén pasando por algo parecido.
  6. Hablar con tus compañeros de trabajo. Como seguramente ya hayas comprobado, en el trabajo tendrás días buenos y días en los que apenas puedas concentrarte en la tarea más simple. Por eso, si tienes posibilidad de transmitir a tus compañeros cómo te sientes y cómo te pueden ayudar te facilitará las cosas a ti y a ellos. Si por el contrario no te escuchan hablar de tu perdida, se sentirán bloqueados a la hora de preguntarte y entenderte.

Por último, ten presente que tu tarea de duelo pasa por volver la mirada hacia lo que necesitas aquí y ahora. Tú eres el único pasajero de este viaje. Déjate sentir. Para ello recuerda que tus emociones, si las dejas hablar, aceptándolas, te ayudarán a saberlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
×